La Tercera Compañía de Bomberos de Concepción, con 129 años de historia, nació el 29 de enero de 1888 a raíz de un gran incendio, dos días antes ocurrido, como respuesta a la necesidad de contar con una entidad garante y especialista en el salvataje de víctimas y resguardo de inmuebles, a fin de proteger bienes de eventuales maltratos o desapariciones, motivo que aunó esfuerzos para crear una entidad bomberil ocupada de la especialidad Salvadores y Guardia de Propiedad.

 

En aquel momento, urgía una unidad operativa en siniestros que ocupase sus recursos orientados a resguardar los bienes de las familias y entidades malogradas, a fin de alivianar su desgracia y apoyar en las labores de las entonces dos compañías de Bomberos ya existentes, la Primera Compañía, especialista en agua y la Segunda Compañía de especialidad zapadores.

 

El gestor de la entonces reciente Tercera Compañía de Bomberos fue el señor Guillermo Paschen Wernick, entusiasta bombero de desempeño impecable con experiencia vertida en la Primera Compañía de Bomberos de Santiago y posteriormente en la Octava Compañía de dicha ciudad, con la especialidad de Hachas y Escalas.

 

Para el incendio de 1888, siniestro que despierta la urgencia para el salvataje de personas y enseres, Paschen se encontraba como Bombero agregado  en la 2ª Compañía de Bomberos de Concepción.

 

Al día siguiente de aquel incendio, el 26 de enero de 1888, se publica en el  diario "El Sur", principal periódico de la ciudad, un llamado a la juventud de Concepción a fin de crear una nueva Compañía de Bomberos, la Tercera Compañía, cuya especialidad sería Salvadora y Guardia de Propiedad; esto citado para el entonces domingo 29 a las 14:00 hrs. en el café "La Bolsa”.

 

En el diario se inserto el siguiente aviso:


"A LA JUVENTUD DE CONCEPCIÓN

 

Después de haber asistido al incendio que tuvo lugar ayer, como bombero voluntario de la 8va Compañía de Santiago, me permito, viendo que en esta ciudad hace falta una compañía que se dedique a salvar y custodiar los bienes amagados , invitar a la juventud de Concepción a una reunión que tendrá lugar el día Domingo 29 del presente, a las 2 P.M, en el local denominado Café la Bolsa (Colo-Colo entre Comercio y O'Higgins) para fundar una nueva Compañía de Bomberos la cual se titulará "Compañía de Salvadores y Guardia de Propiedad", llevando por orden el número 3.


Concepción, Enero de 1888.
Guillermo Paschen Wernick"
Fuente: Diario el Sur, 26 de Enero de 1888

Fundador

Guillermo Paschen Wernick

Q.E.P.D

La idea del señor Paschen encontró amplia y entusiasta acogida entre los jóvenes penquistas y fue así como a su llamado concurrieron más de 20 personas, quienes celebraron la primera sesión preparatoria para organizar la Tercera Compañía el día  domingo 29 de Enero de 1888 fecha de la fundación oficia de nuestra compañía.

Es en este preciso punto de la historia donde comienza el andar de nuestra compañía, luego el día 12 de Marzo del mismo año es elegida la primera oficialidad de la Compañía.En esos años, la industria iniciaba un lento despertar. Y en la vida comercial de la ciudad destacaban los establecimientos Franceses Charpentier, Mauger, Labayrie, Haran, Esquerré y Sumondet.

Nuestra compañía, desde su fundación, siempre destacó por estar conformadas por jóvenes penquistas de las más diversas actividades, pensamientos filosóficos, religiosos, posiciones sociales y de otras nacionalidades, todos incorporados a una noble actividad de bien público, desinteresada y de espíritu altruista, núcleo que se ha mantenido y ha dado vida por más de cien años a una Compañía que aún conserva dicha inspiración legada por los fundadores.

Miembros ilustres

Se destacan, entre algunos de nuestros primeros miembros, Don Edmundo Larenas Guzmán, primer Director de nuestra Compañía, el que, años después, fundara junto a Don Enrique Molina Garmendia la actual Universidad de Concepción.

También formaron parte de la Compañía la Tercera, don Rosamel del Solar Lermanda, Director de compañía, quien  fuera alcalde de la ciudad los años 1910 y 1911. Igualmente, integró las filas de la Tercera, el señor Ignacio Martínez Urrutia, Senador de la República de la época.

Entre los voluntarios de origen extranjero destacaron varios descendientes Franceses que cumplieron roles y cargos de gran importancia no sólo en nuestra Compañía sino además dentro del Cuerpo de Bomberos y la sociedad penquista de ese entonces.

En 1890, por motivos de crisis social, la Compañía cesa sus funciones acordándose una disolución temporal. Luego de algunos años de marcha irregular, la Compañía se vuelve a reorganizar un 6 de diciembre de 1904 quedando reinstalada con 23 miembros reconocidos, y como fundadores entre ellos el señor Eugene Castaing, quien ocuparía diversos cargos como oficial llegando a ser Capitán entre 1909 y 1911.

Castaing  fue el creador de la sección sanitaria y gestor de su reglamento, el que incorpora médicos para la atención de voluntarios y victimas de los incendios, instaurándose la Cruz Roja de Compañía, vigente aún.

En esta reestructuración, se establece un lema de Compañía, el de Constancia y Disciplina, carácter que le da un gran y definitivo impulso a nuestra Tercera, reseña que se mantiene hasta el día de hoy.

Desde ese entonces, la Compañía no cesó en sus operaciones y obtuvo importantes logros como también grandes pérdidas humanas.

En el año 1936 se integra a la Tercera el señor Charles Fargeot, quien ocupara diversos cargos entre ellos, Jefe de la Cruz Roja de la Compañía, Teniente, Capitán, y, su graduación más alta, el de 3er Comandante del Cuerpo de Bomberos de Concepción, reflejo de su brillante carrera.

Además, fue el creador de varios proyectos que, junto a otros tercerinos, otorgaron nuevos rumbos a la institución.

Honor y nobleza

En el año 1937 muere el primer mártir del Cuerpo de Bomberos de Concepción, nuestro Capitán Manuel Vilchez Vásquez, ilustre tercerino que pierde la vida al dirigirse a un incendio comandando nuestro carro bomba, el que fue impactado violentamente producto de una colisión con otra unidad bomberil, de la Cuarta Compañía.El choque fatal ocurrió en las intersecciones de las calles Las Heras esquina Caupolicán, sitio en donde la Municipalidad de Concepción lo recuerda hoy con un monumento de honor.Manuel Vilchez Vásquez fue un líder indiscutido, además de ejemplar bombero y oficial, quien con sus obras marcó los destinos de la Compañía, al igual que su reemplazante en el cargo de Capitán, Don Oscar Ortiz, quien falleciera tiempo después de un infarto cardiaco, deceso que desencadenó una inevitable desmoralización y debilitamiento del personal tercerino. 

Capitán Manuel Vilches Vásquez

Q.E.P.D

Fue en esos momentos en donde se alzó la figura de Hildebrando Moisan, quien ocupara el cargo de Capitán desde 1940 a 1942, célebre oficial que se convierte en el propulsor de múltiples obras gestadas por su iniciativa, producto de su personalidad vigorosa, empuje avasallador e inagotable emprendimiento, características que marcaron a la Tercera tras conseguir gran unidad interna y satisfacciones bomberiles, como la construcción y entrega de un nuevo cuartel, dependencias que ocupaba la Tercera Compañía hasta el 27 de febrero de 2010, las que fueran completamente destruidas por el gran terremoto que azoto la ciudad de Concepción ese día.

Otra destacada obra de Moisan fue la creación de un completo plan de trabajo destinado a fortalecer la unidad y el espíritu de los oficiales y voluntarios, además de la incorporación de nuevos socios colaboradores.

Buena parte de dichos planes perduran hasta el día de hoy y algunos de éstos también fueron adoptados, en el tiempo, por otras compañías del Cuerpo de Bomberos de Concepción.

El 6 de agosto de 1949 muere otro gran líder indiscutido; el Capitán mártir Enrique Cárcamo Contreras, profesor de escuela primaria, un caballero que siempre destacó por sus cualidades humanas y técnicas.                                                                                    

                            

            El Capitán Enrique Cárcamo Contreras, fallece en un gran incendio que afectó al arzobispado penquista, donde se encontraba antiguamente el colegio de los Padres Franceses, además de varios locales comerciales colindantes, en uno de los cuales nuestro personal  trabajaba; el entonces recinto de “Modas Laco”.

Dado el peligro que corrían los voluntarios, por el magno incendio, el Capitán Cárcamo desalojó a todo el personal, y en definitiva a toda persona que circulara dentro del local, tratando de cerrar la cortina metálica del establecimiento para impedir que nadie ingresara al siniestro.

Sin embargo, el propietario de la tienda se precipita al cierre e ingresa fugazmente al interior del local, en llamas, motivado por recuperar el dinero que guardaba en la caja fuerte. El Capitán Cárcamo, siguiendo su vocación de servicio y su estirpe heroica, persigue al dueño para rescatarlo de las llamas pero la ferocidad del fuego no le permitió salir, muriendo trágicamente en el lugar.

Su muerte trajo como consecuencia un profundo pesar en la población, pudiéndose reunir dinero, compra de materiales y carros bomba para el Cuerpo de Bomberos de Concepción.

         

Capitán Enrique Cárcamo Contreras

Q.E.P.D

 

 

 

Francia, arraigada en la Tercera

A lo largo de los años, varios de nuestros voluntarios han ocupado importantes cargos bomberiles como autoridades regionales, entre ellos José Reyes Bustos, fallecido miembro de nuestra compañía, quien ocupara el cargo de Presidente Regional, rango que le permitió, por muchos años, aprovisionar a los lugares más apartados de la región con diverso equipamiento además de carros bomba, entre ellos unidades de fabricación Francesa Berliet y Renault.

José Reyes Bustos también gestionó la llegada a nuestra Compañía, el año 1982, del primer carro bomba galo Berliet, destinado a incendios y utilizado también en los distintos tipos de rescates.

La  madrina de esta unidad operativa fue la esposa del Cónsul Francés de ese año, estableciéndose contactos desde ese entonces, 30 años a la fecha, con la colectividad Francesa residente en Concepción, origen de la iniciativa para unificar nuestra Compañía bajo el nombre SAPEURS-POMPIERS Concepción au Chili,  asignación basada en reconocimiento a la activa participación y fundación de la Tercera por parte de descendientes Franceses quienes, entre grandes voluntarios que han contribuido a nuestra Compañía, han permitido la herencia de múltiples sistemas de trabajo en conjunto con los ideales, valores y formación intachable que perdura hasta nuestros días.

 

Liderazgo y emprendimiento bomberil

La vida de nuestra institución se ha fortificado con múltiples logros, acompañado de importantes momentos de dolor, todo lo cual ha forjado, en quienes componen esta unidad bomberil, un temple característico de trabajo y marcialidad, voluntarios tercerinos que demuestran y han demostrado en el tiempo un compromiso de servicio a la comunidad fieles al lema "Constancia y Disciplina”, siempre cautelosos y apegados a las más antiguas y gloriosas tradiciones bomberiles.

La Tercera Compañía registra la innovación y propulsión en la Región del Biobío de la primera unidad especializada en Rescate Vehicular, formalizando con ello un nuevo compromiso para con la sociedad en resguardo y protección de personas afectadas por accidentes automovilísticos, iniciativa que despierta el interés local en Bomberos a que otras compañías de la intercomuna y región sigan el ejemplo de instaurar la especialidad de Rescate Vehicular.

Gracias a esta iniciativa pionera, en 1990 llega a nuestra Compañía una moderna unidad Renault, especializada en rescate vehicular, la primera y única de su tipo en la Octava Región, proveída con moderno equipamiento acompañado de uniforme característico de Bomberos Franceses. 

 

        La Tercera Compañía ha cumplido un rol fundamental dentro de los Cuerpos de Bomberos de la zona, impulsando la capacitación de los voluntarios de la región, participando activamente en el Primer Departamento Técnico, conformado por varios voluntarios de nuestra compañía, los cuales ocuparon en su momento importantes cargos en la Comandancia del Cuerpo de Bomberos de Concepción, desde el año 1996 en adelante.

 

 

Compromiso y disciplina

La Tercera Compañía siempre ha destacado por la seriedad y compromiso de su trabajo en aras de engrandecer nuestra institución, lo que le ha valido el reconocimiento en el ámbito regional y nacional, logrado a su vez por el aporte de sus voluntarios, varios de los cuales cuentan con capacitación en el extranjero y otros han sido capacitados en nuestro país y en nuestra ciudad por instructores Franceses en materias de Protección Civil y Rescate de victimas en grandes desastres y catástrofes.

 

 

Difusión del idioma y cultura de Francia

Durante el año 1997, se presenta finalmente un proyecto de acercamiento a la comunidad francesa en donde participó  el Voluntario y destacado Oficial, Boris Leopold, estrechándose la relación con la Colectividad  Francesa residente e instituciones representativas como el Lycée Charles de Gaulle y el Centro Cultural de la Alianza Francesa.

A partir de enero de 2005, a través de una idea presentada por nuestra Compañía, la Tercera adhiere a la difusión de la Francofonía y Cultura, campaña fomentada entre los socios colaboradores de nuestra Compañía, y sus familiares.

Cabe destacar que este tipo de acuerdos es único a nivel regional, en la que una institución como la nuestra, adhiere y difunde la Francofonía y Cultura Francesa, apoyando la apertura de esta iniciativa gala para toda la ciudad de Concepción.

Nuestras Proyecciones, ante el ilustre nombramiento como  SAPEURS POMPIERS CONCEPCIÓN AU CHILI, es seguir representando los valores bomberiles, que nos atañen por más de cien años, en esta oportunidad fusionado con la tradición Francesa, aquella que ha estado presente en importantes momentos e hitos de nuestra Compañía.

Estos valores, arraigados además en la disciplina de una Compañía centenaria, comprende la integración de nuestros valores para con la juventud, niños y adolescentes, quienes podrán recibir parte de nuestra historia, legado de Capitanes mártires, en paralelo a las actividades propias de una entidad en servicio activo con más de 125 años de servicio y profesionalismo.

.

La formalización de este histórico acuerdo con Francia, honroso paso para la Tercera Compañía, fue concretado el día miércoles 23 de junio de 2005 a las 20:00 hrs. en una ceremonia oficial respaldada por la firma de los protocolos de cooperación e integración, en donde la Tercera Compañía de Bomberos de Concepción fue investida por el Gobierno Francés como representantes y guardadores del pabellón y tradiciones de Francia, autorización otorgada a través del Embajador de Francia en Chile Monsieur Alain LEGORRIEREC y representado en nuestra ciudad por el Encargado de Seguridad Interior de la Embajada de Francia en Chile, Coronel PHILIPPE de BOYSERE.

En otra ceremonia, para el 14 de julio de 2005, se oficializó con las instituciones educacionales-culturales y Colectividad Francesa residente, un protocolo de Cooperación e Integración, para apoyar de manera oficial a las entidades penquistas recientemente mencionadas.

           

Además de lo anterior, la Tercera Compañía ha establecido un Acuerdo de Hermanamiento (Jumelage) con el Servicio departamental de incendio y rescate de Bomberos del departamento de La Dordogne en la ciudad Perigueaux, de Francia, (SDIS 24) lo cual se materializo el año 2007 en nuestra ceremonia aniversario. Lo anterior ha permitido la visita de tres de nuestros voluntarios al SDIS 24, en Francia.

            Adicionalmente, otro organismo de formación bomberil en Francia, como es el Centro Nacional de Formación, CNF GRIMP y SPAI, (Sapeurs Pompiers Actiones Internationales),organización internacional de ayuda bomberil, con las cuales se han establecido fuertes lazos de amistad y se han materializado importantes capacitaciones desde el año 2006 a la fecha para nuestros voluntarios en el área de Rescate, especialmente Rescate vehicular y Reconocimiento e intervención en medios peligrosos (Rescate vertical).  Dicha capacitación resulto fundamental en la operaciones de rescate ejecutadas por nuestra compañía, principalmente en el edificio “Alto Río” de la ciudad de Concepción, el cual colapsó estructuralmente producto del terremoto ocurrido el 27 de febrero de 2010, además de otras técnicas utilizadas para liberación de personas atrapadas producto del colapso como las de rescate urbano o “Sauvetage Debleiment”.

 

A pesar de la destrucción que provoco el terremoto, el cual también afecto a nuestro antiguo cuartel ubicado en calle Las Heras 745 de nuestra ciudad, y que posteriormente tuvo que ser demolido producto de los graves daños, no afecto nuestra labor, sino por el contrario, acrecentó a un mas nuestro compromiso de ayuda a la comunidad, sirviendo sin descanso y de forma ininterrumpida y destacándonos como una de las compañías mas eficientes dentro de sus pares del Cuerpo de Bomberos de Concepción, a pesar de no contar con un cuartel en la actualidad, solo algunas instalaciones básicas. En la actualidad nuestra compañía se encuentra a la espera de la construcción de su nuevo cuartel el cual se ubicara en calle Serrano esquina Prieto, en un terreno entregado en comodato por la I. Municipalidad de Concepción.

 

Todos los procedimientos destacados anteriormente, además del compromiso particular de enaltecer las raíces galas arraigadas a nuestra Compañía, sin duda ayudarán a estrechar aún más los lazos de integración entre ambas culturas en un esfuerzo conjunto por difundir la Francofonía y Cultura Francesa, a través de una entidad centenaria como la Tercera Compañía Bomberos SAPEURS POMPIERS Concepción au Chili, honrosa representación gala que trascenderá, como ha sido en nuestra historia, en la capital de la Octava Región, ciudad conocida como la segunda de importancia en Chile.